Generic filters
Search in title
Search in content
Generic filters
Search in title
Search in content

Top 5 de la semana

relacionado

Biografia del Pbro. Juan Bueno - por Samuel Vázquez S.

Juan Bueno.

[dropcap]H[/dropcap]oy 2 de febrero de 2024 a las 4:30 de la tarde, será sepultado el Rev. John Bueno. Entre nosotros, mejor conocido como el Rev. Juan Bueno falleció el 24 de enero pasado.

Hijo de misioneros, creció en Chile. En 1961 llegó como misionero a El Salvador donde fundó en 1961 el Centro Evangelístico que bajo su ministerio se convirtió en una mega iglesia de varios miles de miembros. Hizo una extraordinaria obra social fundando escuelas de educación secular conectadas a una iglesia local, se cuentan 38 escuelas fruto de esa labor, hoy llamadas Liceo Cristiano Reverendo Juan Bueno. En 1989 se retiró de El Salvador para ocupar el cargo de Director Regional para Latinoamérica y El Caribe, del Departamento Nacional de Misiones del Concilio General trasladando su residencia a la sede a Springfield, Missouri. Posteriormente en 1997 fue elegido Director Mundial del Departamento de Misiones.

Escuché al Rev. Juan Bueno varios mensajes como predicador en actividades oficiales del Concilio en México. Mensajes profundos pero sencillos en un español impecable.

Pero lo conocí mejor cuando lo traté personalmente en un momento difícil y quizá irrepetible de las relaciones entre la Confraternidad Misionera dependiente del Departamento de Misiones de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos. Sé había tensado demasiado la cuerda entre la iglesia nacional y algunos misioneros estadounidenses. Algunos misioneros se pasaron de la raya en asuntos internos de la iglesia nacional.

La Directiva General hizo manifiesta la inconformidad por los exabruptos ante el Departamento de Misiones que el Rev. Juan Bueno encabezaba. No lo delegó sino que consideró necesaria su intervención como Director de Misiones. Viajó expresamente desde Springfield, Missouri, a la Ciudad de México para una entrevista de dos días con la Directiva General, quería escuchar nuestra posición en la situación. Llegó sonriente, educado, amable, después de los saludos y antes de que dijéramos algo centró su posición: nosotros los misioneros de las Asambleas de Dios de los Estados Unidos estamos aquí por invitación de la iglesia mexicana y para colaborar con ustedes, no queremos estar al margen ni hacer cosas fuera del orden. Háganme saber la situación para corregir inmediatamente.

Eso nos dió la pauta para expresar nuestras preocupaciones y narrar eventos que habían causado incomodidad a la iglesia nacional.

Al otro día nos ofreció soluciones que se cumplieron al pie de la letra tal como dijo, incluyendo medidas que afectaron a algunos de sus misioneros que salieron del campo misionero mexicano, Juan Bueno dio su palabra y la cumplió.

A pesar de que era un hombre poderoso en su organización era un líder sencillo. Un día celebramos una reunión en El Paso, Texas, estábamos manejando la propuesta de que ambos Concilios reconocieran las credenciales ministeriales. En el caso de México si lo hacía, llegaban los ministros ordenados por el Concilio General y los recibíamos con plena ordenación, e incluso ministros extranjeros ordenados les respetabamos la credencial con la que llegaban algunos hasta se integraban a los Presbíterios de Distrito, como Andrés Trussel en el Pacífico y Ray D. Morelock y con sus visas de turistas. Pero en los Estados Unidos cuando llegaba un mexicano a ser pastor o se iba a residir, los distritos americanos no les reconocían sus credenciales los bajaban a algo similar a iniciados o de plano no les reconocían la credencial, incluso entre los distritos hispanos del otro lado del Río Bravo.

Ambos Concilios Generales aprobaron designar sus respectivas comisiones, la nuestra que en broma llamábamos Comisión TLC, estaba integrada por los superintendentes de distrito de los estados fronterizos con los Estados Unidos, desde Tamaulipas hasta Baja California más la Directiva General. Ellos mandaron al Rev. Juan Bueno y creo que al Rev. Charles T. Crabtree, quién si no estoy equivocado era el Vicesuperintendente General.

[dropcap]P[/dropcap]ues bien, los Hnos. Juan y Charles, llegaron esa mañana a El Paso en uno de los aviones del Concilio General, mientras nosotros llegamos como pudimos. Y antes de empezar la reunión, hablando de como habíamos llegado los mexicanos, unos dijeron en camión, nosotros habíamos volado, otros manejando sus autos. Alguien le preguntó como había sido su viaje, solo dijo con sencillez: tranquilo, todo bien. Alguien insistió por American Airlines? El solo dijo en el avión de la empresa. Punto. No fanfarroneó ni nos presumió nada, como que había varios aviones, que como líder mundial tenía derecho, o pudo haber dicho lo que sea. Pero no dijo nada. Realmente era grande Juan Bueno.

En el año 2004, él y su esposa Louis fueron honrados por la Asamblea Nacional de El Salvador (aquí equivaldría al H. Congreso de la Unión), con el premio Nobles Amigos de El Salvador. De ese nivel fue la influencia y el respeto que obtuvo en aquel país.

Por último, conocí una broma que se hacía en su honor, me encontré en una reunión internacionacional a directivos nacionales de las Asambleas de Dios de diversos países de Centro América y uno de ellos le preguntó a los de El Salvador si era cierto que en su país habían cambiado la letra al estribillo: «Cuán bello es el Señor,» que en vez de eso cantaban Juan Bueno es el señor.

Y todos soltamos la carcajada ante la ocurrencia latinoamericana.
Ahora disfruta la presencia de Dios. Dios fortalezca a su familia, amigos y al Concilio General.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Pbro. Samuel Vázquez Salazár
Pbro. Samuel Vázquez Salazárhttps://www.facebook.com/samuel.vazquez.1679
Ministro de culto independiente, Asesor legal para asociaciones religiosas, fue líder Nacional del Concilio por muchos años como tesorero general, de basta experiencia ministerial y asuntos religiosos en México. Cristiano convertido desde su niñez., aunque ya no milita en las AD, su conocimiento de la historia y su llamado es valorado por muchas ARs.

Tendencia

Send this to a friend