in

El llamado misionero latinoamericano frente al desafío de los descendientes de Ismael

Por Deborah  (no su nombre verdadero)

 

 

El llamado de Jesús a Pedro de penetrar a aguas más profundas para hacerle allí pescador de hombres, tiene la misma relevancia en nuestro tiempo. Quince años atrás ese llamado se hizo literal en mi vida al hacer parte de la respuesta de la iglesia latinoamericana frente al desafío musulmán. Tres preguntas que surgen son: ¿Porque es urgente el involucramiento de la iglesia Latinoamericana en el alcance misionero a musulmanes? ¿Qué oportunidades tienen los latinos en este llamado?  ¿Qué acciones prácticas debe adoptar la iglesia Latinoamericana para responder al inminente desafío de alcanzar el pueblo musulmán?

La oración de mis vecinos musulmanes cinco veces al día: “Bismillah Arrahman Arrahim . . . Ihdinas- sirat Al Mustaqeem”  (Al Dios misericordioso y compasivo . . . guíanos por el camino recto),[1] evoca en mi mente la verdad absoluta acerca de Cristo como la única respuesta a sus oraciones: “la gracia y la verdad nos han llegado por medio de Jesucristo” (Jn 1:17) “Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al padre sino es por mí.” (Jn 14:6).

El islam abiertamente niega la deidad de Jesús, su crucifixión y resurrección,[2] exhibiendo así la imposibilidad humana de experimentar la misericordia y la gracia de Dios fuera de la obra redentora de Jesucristo.  Mas aún, la interpretación islámica de la Trinidad como la adoración a tres dioses (Alá, Jesús y María),[3] denigra el cristianismo a la posición de una religión politeísta. Sumado a ello, el corán condena la deidad de Jesús, “el Hijo de Dios,” como el pecado de blasfemia imperdonable (Shrik).[4] Como bien lo expresa McCurry, evocando las palabras de 1 Jn  4:3, “el islam tiene un espíritu fundamental del anticristo en el centro de su enseñanza y práctica.”[5]

Al igual que el cristianismo, el islam es una religión misionera que propende intencionalmente por la islamización mundial (Dawah). [6] El gran desafió para la iglesia mundial es el acelerado crecimiento del islam, el cual se proyecta a ser la religión con el mayor número de adherentes en el mundo al final del siglo.[7]

Latinoamerica ha experimentado un crecimiento paulatino de la población musulmana. De acuerdo con Asgarova el islam entró a América latina entre los años 1830-1960. [8] Se cuentan tres mayores movimientos de migración islámica a Latinoamérica: muchos ingresaron como parte del ejército en el proceso de conquista española y portuguesa, otros musulmanes fueron traídos desde África como esclavos y alrededor del 1830 otra ola de migración de practicantes del Islam provenientes del Asia tuvo lugar.[9]

En comparación con otros continentes, el cristianismo en Latinoamérica posee algunas condiciones que pueden favorecer el alcance de musulmanes. Primero, el pivotaje del crecimiento del cristianismo del global norte (Norteamérica y Europa) hacía el sur global.[10] De acuerdo a Zurlo, Latinoamérica es considerado el continente con el mayor número de cristianos después de África, con aproximadamente 612,381,000 adherentes.[11] Siendo considerado el pentecostalismo como la variante del protestantismo con el mayor índice de crecimiento en Latinoamérica.[12] Adicionalmente el porcentaje de musulmanes es proporcionalmente menor comparado con Asia y África.[13] Lo cual facilita la proclamación del evangelio a las minorías musulmanas en Latinoamérica, sin la restricción que se enfrenta en naciones de predominancia musulmana. Otra ventaja, es la profunda afinidad cultural entre musulmanes y latinoamericanos como resultado del dominio musulmán sobre la península ibérica por alrededor de 800 años. Entre las similitudes, se cuentan la predominante cultura de honor y vergüenza, la tendencia a una comunicación indirecta, el valor de la familia, el dominante patriarcado y la semejanza racial entre otras. Dichas afinidades ofrecen oportunidades tanto para el alcance de migrantes musulmanes a Latinoamérica, como el envió de obreros transculturales latinos a países de predominancia musulmana.

De manera conclusiva, estas son algunas acciones prácticas en que iglesia Latinoamericana puede responder al inminente desafío de alcanzar el pueblo musulmán:

  1. Desarrollo de la cultura misionera transcultural en las iglesias locales:[14]         Entendiendo que la estrategia de Dios para los no alcanzados es la iglesia, se requiere la adopción de prácticas continuas que incentiven la participación de todos sus miembros en el plan de Dios para el pueblo musulmán. Algunas de estas acciones son: a. Los cultos misioneros regulares b. La oración con información tanto de la realidad mundial y local c. La promesa de fe para la obra misionera transcultural d. Acciones de “ir” para hacer discípulos entre musulmanes que están migrando a las naciones latinas.
  2. El compromiso de enviar obreros para plantación de iglesias entre grupos musulmanes: De acuerdo a Liverman algunos elementos esenciales de obreros fructíferos entre musulmanes son:[15] Un esfuerzo apostólico de vivir en medio de musulmanes, compromiso de trabajo en el lenguaje local y la cultura, compromiso de ministerio a largo plazo, y enfoque consistente en plantación de iglesias entre ellos.

En estos quince años sirviendo en medio de la nación con el mayor número de musulmanes en el mundo, la gran lección aprendida es: los musulmanes son alcanzables. La esencia para hacer discípulos entre musulmanes es el empoderamiento del Espíritu para testificar de Cristo como el único camino de salvación. Aunque en estas naciones restringidas es ilegal la proclamación directa del evangelio a estos pueblos no alcanzados, es el Espíritu Santo quién propicia encuentros divinos con gente que está lista para ser salva. Abdullah, por ejemplo, creció practicando estrictamente los requerimientos del islam. Dormía en tumbas para recibir poder de los espíritus y ejercer su trabajo de shamán a la par de su labor de soldador. En medio de una emergencia en que sus ojos literalmente estallaron, una joven del instituto bíblico local le auxilió y le testificó de Jesús. Abdullah recibió a Jesús y fue bautizado en agua. Luego de pedirme que le revisara sus ojos y que un oftalmólogo amigo diera la noticia de que había que extirparle el ojo izquierdo, yo entre en gran preocupación y crisis. Pensé, ¿qué va a pasar con su fe en Jesús? Sin embargo, para mi sorpresa me dijo: “Hoy doy gracias que he quedado ciego porque a través de esto conocí a Jesús y soy salvó.”   Esta es la obra del Espíritu en aquellos que parecen imposibles de alcanzar. Estos pueblos descendientes de Ismael están bajo la promesa divina de que un día estarán frente al trono adorando a Jesucristo. ¿Harás tú parte en la respuesta a este gran desafío con oportunidades divinas?

[1] “Leer El Corán En Árabe y Español Con Tafsir y Traducción,” cap. 1, consultado el 28 de Noviembre de 2023, https://es.assabile.com/read-quran/.

[5] Don McCurry, Esperanza para los musulmanes (Barcelona. España: Clie Editorial, 2006), 275.

[6] Tahir Sufi and Mariya Malik, “A Study on Islamic and Christian Missionary Work in the Top Twenty Global Economies,” International Journal of Religious Tourism and Pilgrimage 11, no. 2 (June 12, 2023): 85, https://doi.org/10.21427/FE5A-N353.

[7] Pew Research Center, “The Future of World Religions: Population Growth Projections, 2010-2050,” 2015. Consultado el 24 de Noviembre del 2023.

[8] Nigar Asgarova, “Islam in Latin America: The Rise, Challenges and Current Situation,” https://www.ttk.gov.tr/wp-content/uploads/2022/03/07-NigarAsgarova.pdfM. David Sills and Kevin Bagget, “Islam in Latin America”, SBJT, Vol. 15.2, 2011, p. 28-41, 160. Consultado el 23 de Noviembre del 2023.

[9] M. David Sills and Kevin Baggett, “Islam in Latin America,” Southern Baptist Journal of Theology 2 (2011): 31.

[10] Philip Lutterodt Lee Joabe G. Cavalcanti, Loun Ling, “Perspectivas del cristianismo del Sur global,” Lausanne Movement, January 3, 2023, https://lausanne.org/es/contenido/aml/2023-01-es/perspectivas-del-cristianismo-del-sur-global. Consultado el 24 de Noviembre del 2023.

[11] Gina A. Zurlo, Todd M. Johnson, and Peter F. Crossing, “World Christianity and Religions 2022: A Complicated Relationship,” International Bulletin of Mission Research 46, no. 1 (January 1, 2022): 78, https://doi.org/10.1177/23969393211046993. Consultado el 24 de Noviembre del 2023.

[12] Cooperman and Bell, “Religion in Latin America: Widespread Change in a Historically Catholic Region,” 15.

[13] Alan Cooperman and James Bell, “Religion in Latin America: Widespread Change in a Historically Catholic Region,” Pew Research Center, 2014, 26. Consultado el 24 Noviembre del 2023.

[14] Para el use de recursos en la iglesia local puede consultar: https://www.admec.net/site2.0/index.php/contenidos/materiales-recursos/misiones-en-iglesia-local

[15] Jeff Liverman, “Unplowed Ground: Engaging the Unreached,” in From Seed to Fruit (Revised and Enlarged Second Edition): Global Trends, Fruitful Practices, and Emerging Issues among Muslims, ed. J. Dudley Woodberry (Pasadena, Ca: William Carey Library, 2011), 17.

 

Source

Que te pareció? califica

0 Calificaciones
Upvote Downvote
Foto del avatar

Por CONOZCA .ORG

Conozca.org es un portal que ofrece contenidos cristianos de ministros y pastores que escriben para bendecir a la iglesia. aqui compartimos algunos temas de interés, esperando sea de bendicion para tu ministerio. todos los derechos son respetados de quien los reclame.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De tu casa a las naciones

LA VIDA SOBRE UN FANDAMENTO FIRME | Escuchar, creer y obedecer a Cristo es el fundamento sólido para vivir.