Generic filters
Search in title
Search in content
Generic filters
Search in title
Search in content

Top 5 de la semana

relacionado

Las motivaciones de un cristiano mundial

Por Fernando Barría

Llevar el evangelio a cada grupo étnico del planeta es el último mensaje de Jesús a sus discípulos y este incluía lo mas importante para llevarlo acabo; la promesa de su presencia en todo tiempo.

Por mucho tiempo hemos aprendido y enseñado que debemos responder a la orden de la gran comisión, y si bien este mensaje final de Jesús comienza recordando su autoridad en el cielo y en la tierra, nuestra motivación no debe ser solo cumplirla y sin desobedecer.

Para comenzar, quisiera reemplazar la palabra misiones por el término cristiano mundial, como dice el título; y definir a que me refiero. Muchos hermanos, creyentes y discípulos, de los que tenemos en nuestras congregaciones, al oír la palabra misiones cierran su corazón e inconscientemente dicen: “no es para mí”.

Si bien ambos son salvos y parte de la familia del Señor, el creyente todavía vive para si mismo; en lo profundo de su corazón el yo sigue en el centro. En cambio, el discípulo se niega a sí mismo y vive para su Señor y toma su cruz cada día. El discípulo le ha entregado su pasaporte al Maestro y éste como Señor, puede o no cambiarle la dirección de sus planes. El discípulo trabaja localmente, pero afecta las naciones.

Las motivaciones tienen que ver con entender el propósito de las misiones, de la vida de un cristiano mundial, por lo tanto, las misiones son un camino y no un destino.

Todo lo que involucra predicar el evangelio a otras culturas tiene que ver con el medio para alcanzar el fin y el propósito por el cual fuimos creados. Predicar no es la razón final por la que estamos en la tierra.

Antes de ir al propósito consideremos dos enfoques erróneos que personalmente he tenido y es muy fácil caer en ellos:

Respecto a los misioneros: el cuidado de los valientes misioneros, que dejan familia, casa, iglesia, cultura para llevar el mensaje. Este trabajo es muy importante, pero no debe ser la motivación principal de mi vida como cristiano mundial. Seguramente será una parte importante en mi servicio.

Respecto a las etnias no alcanzadas: llenar la tierra de la Palabra de Dios y que todos tengan la oportunidad de salvación. Que mejor que dar oportunidad de vida eterna con el mensaje. Cuantas historias que nos hacen llorar de personas que esperan oír de Jesús. En el mismo lugar donde vivimos hay vidas que necesitan conocer a Jesús. Aunque es necesario diferenciar la necesidad local de falta de oportunidad en los no alcanzados.

¿Por qué son enfoques erróneos? Porque tales enfoques tienen en el centro al hombre y no a Dios; y no fuimos creados para estar en el centro. El egocentrismo presente en nosotros siempre desvía nuestra visión correcta de las cosas.

Pensemos en el propósito y la motivación.Si las misiones son un camino, ¿Cuál es entonces el destino?  la adoración, es decir, que Dios sea glorificado. No confundamos adoración con música, adoración es SER un altar a nuestro Dios, es producir una sonrisa en el rostro de Dios cuando nadie nos ve. Es un estilo de vida. Las misiones existen porque la adoración no existe en todas las naciones. La adoración es lo supremo, no así las misiones; porque Dios es supremo, y no lo es el hombre.

Cuando se cumplan los tiempos y ya estemos los redimidos con el Señor, las misiones habrán cesado (son temporales), pero la adoración no, porque es eterna. El plan divino es formar un pueblo para sí, de todas las naciones, para que se gocen en su gloria, para que lo adoren.

Como John Piper dice: “La adoracion es la meta y el combustible de las misiones”.[i] ¡Ya que por medio de la predicación podemos llevar a las naciones a la gloria de Dios! El objetivo de las misiones es el gozo de los pueblos en la grandeza de Dios.

“¡El Señor es Rey!, ¡Regocíjese la Tierra!, ¡Alégrense las costas mas remotas!” (Sal.97:1). “¡Que te alaben, oh Dios, los pueblos, que todos los pueblos te alaben! ¡Alégrense y canten con júbilo las naciones!” (Sal.67:3-4).

La pasión por Dios antecede a querer predicarlo. No podemos recomendar lo que no apreciamos. Las misiones nunca exclamarán: “¡Alégrense las naciones!” cuando mi corazón no se alegra en el Señor. “Quiero alegrarme y regocijarme en ti, y cantar salmos a tu nombre, ¡oh Altísimo!” (Sal.104:34, 9:2).

Las misiones comienzan y terminan en la adoración. Donde la pasión por Dios es débil, el celo por las misiones será débil también. Las iglesias que no están centradas en la exaltación de la majestad y belleza de nuestro Dios, escasamente encenderán un deseo ardiente para proclamar ¡SU GLORIA ENTRE LAS NACIONES! (Sal.96:3).

Si no estamos asombrados por la grandeza de Dios, ¿Cómo podemos ser enviados con el mensaje?: “¡Grande es el Señor y digno de alabanza, más temible que todos los dioses!” (Sal.94:6).

Las misiones son un camino, no un destino. Conocer a nuestro Dios grande y victorioso, nos sostiene en medio de la tarea. Saborear esta verdad, en la adoración, nos motiva a difundirla por medio de las misiones a todos los pueblos.

Yo quiero que las personas disfruten del perdón, del amor de Dios, de libertad del pecado con sus consecuencias, del privilegio de tener comunión con Él, de tomar mates con Dios cada día, como decimos en Argentina.

La meta final de Dios es que todas las naciones le adoren y las misiones son el medio para que esto ocurra. “¡Alaben al Señor, naciones todas, pueblos todos, cántenle alabanzas!” (Sal.117:1).

Trabajamos con Él en Sus propósitos, aunque no nos necesita, porque Él lo hará, pero nos invita a ser parte. No nos impulsan las personas para el servicio, nos impulsa la devoción que tenemos a Dios. ¡Adoración es nuestra respuesta a la revelación de Dios!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

CONOZCA .ORG
CONOZCA .ORGhttps://conozca.org
Conozca.org es un portal que ofrece contenidos cristianos de ministros y pastores que escriben para bendecir a la iglesia. aqui compartimos algunos temas de interés, esperando sea de bendicion para tu ministerio. todos los derechos son respetados de quien los reclame.

Tendencia

Send this to a friend