in

LA IGLESIA VIRTUAL por Pbro. Daniel de los Reyes V. (en cursivas)

LA IGLESIA VIRTUAL.

Ha mediados de la década de los 50´s el hermano Pablo, un famoso evangelista, creó un programa llamado la iglesia del aire, su idea era transmitir cultos. Llevando de esa manera la congregación fuera de sus cuatro paredes. Eso fue trascendente para un hombre que siempre se caracterizó por ser un elocuente predicador.

La administración del medio le fue restringiendo el tiempo de media hora, por los resultados de alcance. Hasta que en 1962 con 15 minutos de duración las encuestas mostraron que a la entrada del programa la audiencia de la estación se desplomaba.

Se sugirió un formato de cuatro minutos, contar una anécdota y aplicar alguna verdad, llamando al segmento UN MENSAJE A LA CONCIENCIA. ¡Un momento de reflexión en la vida diaria! Se volvió un impacto en América Latina, de interés para todos los públicos. Que adelantado a nuestros tiempos.

Hace unos días, una oficina del gobierno federal divulgó la noticia que las iglesias en México habían transmitido en un solo domingo más de 10,000 cultos en línea. Algo quizá nunca observado de manera pública como ahora.

Luego el antropólogo Elio Masferrer Kan publicó un artículo sobre la religiosidad y los medios en los tiempos del Covid 19 mostrando la conclusión de un encuestador acerca del 27% de los católicos participan digitalmente y llama la atención que el 44% de los evangélicos aprovechen este recurso.

Me hizo recordar la década de los 80´s del siglo pasado, cuando el gobierno de López Portillo prohibió los programas de radio; lo que parecía una persecución de aniquilamiento se convirtió en un avivamiento para crecer. Las estadísticas anteriores nos deben motivar para alzar la guardia y no dormirnos en los laureles.

Es tiempo de multiplicación, no había con que comprar alimentos para tanta gente y tampoco tiendas en donde hacerlo, pero la divina orden insistía: Dadles vosotros de comer. Hoy esa misma voz nos acompaña, el Pan de vida muestra una vez más que lo volverá a hacer. Tomemos lo que hay, alcemos nuestras manos y bendigamos el momento que nos toca vivir con agradecimiento al que nunca nos deja y en su Palabra está escrito: Alzaré mis ojos a los montes de donde vendrá mi socorro.

Que te pareció? califica

0 Calificaciones
Upvote Downvote
Foto del avatar

Por Pbro. Daniel De Los Reyes Villarreal

Pastor, Maestro, Líder y Escritor, ha sido líder de las Asambleas de Dios en México. Fue superintendente general del Concilio.

(12) LA TEOLOGIA DE LA LIBERACION un tema interesante para meditar y aprender (Escuela Dominical)

EL LABERINTO TEOLOGICO DE LAS REDES SOCIALES por Pbro. Daniel de los Reyes V.